Refugiado, el término jurídico pisoteado del 2015

En este blog hemos dedicado tres entradas al drama de los refugiados que se van acumulando en nuestras fronteras: La Unión Europea y el reparto de los refugiados sirios; Refugiados. Emigrantes que nunca quisieron serlo y Cifras: desplazados y refugiados. Seres humanos.

Como no se puede ser miembro de la Unión Europea de forma selectiva, no solo Ceuta y Melilla son nuestras fronteras, Grecia e Italia también forman parte de ella. Esto es, la isla de Lesbos, aunque no tenga una vinculación administrativa directa con España, es parte de nuestras competencias en lo que a frontera se refiere. Y  están tan al límite en esa frontera que ya no tienen espacio ni para enterrar a los refugiados ahogados.

Las normas y protocolos sobre los refugiados son claras. Un refugiado no es un emigrante económico es un desplazado de su país de origen que huye a causa de algún tipo de conflicto que amenaza su vida. En este punto procede hacer la reflexión de si la falta de comida, de libertades o medicamentos básicos en tu país es una amenaza a la vida que puede hacerte huir buscando amparo en otro lugar. El caso es que la legislación no toma en consideración el morirse de hambre o el no tener acceso a los antibióticos o tratamientos necesarios como causa para pedir asilo.

Hay dos tipos de refugiados:

1. Los de protección directa: “Toda persona que, debido a fundados temores de ser perseguida por motivos de raza, religión, nacionalidad, opiniones políticas, pertenencia a determinado grupo social, de género u orientación sexual, se encuentra fuera del país de su nacionalidad y no puede o, a causa de dichos temores, no quiere acogerse a la protección de tal país, o al apátrida que, careciendo de nacionalidad y hallándose fuera del país donde antes tuviera su residencia habitual, por los mismos motivos no puede o, a causa de dichos temores, no quiere regresar a él”.

2. Los de protección subsidiaria: “Personas de otros países y a los apátridas que, sin reunir los requisitos para obtener el asilo o ser reconocidas como refugiadas, pero respecto de las cuales se den motivos fundados para creer que si regresasen a su país de origen en el caso de los nacionales o, al de su anterior residencia habitual en el caso de los apátridas, se enfrentarían a un riesgo real de sufrir:

a). La condena a pena de muerte o el riesgo de su ejecución material.

b). La tortura y los tratos inhumanos o degradantes en el país de origen del solicitante.

c). Las amenazas graves contra la vida o la integridad de los civiles motivadas por una violencia indiscriminada en situaciones de conflicto internacional o interno y que no pueden o, a causa de dicho riesgo, no quieren, acogerse a la protección del país de que se trate”.

Los refugiados no son una avanzadilla del mal, ni una invasión, son el producto de cientos de decisiones políticas desafortunadas (y generalmente guiadas por la codicia) en las que no han tomado parte, y que han supuesto una deriva que los ha llevado a ver amenazada su vida y la de sus familias. En el caso sirio hay explicaciones sucintas que ponen los pelos de punta:

Nos hemos dotado de instrumentos jurídicos y declaraciones legales para acogerles y defenderles, aunque solo sea por el puro egoísmo de que,  si estuviésemos en su lugar, nos gustaría ser acogidos y defendidos. Y cuando llega el momento de aplicar la ley, miramos para otro lado. Ni siquiera nos mueve la conciencia la imagen omnipresente en estas fechas de un niño nacido en un pesebre porque nadie le ofreció cobijo a sus padres, desplazados de su hogar por imperativo legal.

 

No te quedes con ninguna duda: consulta con tu gestor administrativo.

Busca el logo , garantía profesional.

SIGA

Sonia Canay. Gestora administrativa
Departamento Jurídico de SIGA
Esta entrada fue publicada en Extranjería y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Refugiado, el término jurídico pisoteado del 2015

  1. Pingback: Día Mundial del Refugiado | Extranjería

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>