La Unión Europea y el reparto de los refugiados sirios

Refugiados siriosEn un nuevo giro del bochornoso espectáculo europeo de tengo unas normas que me he comprometido cumplir, pero como ahora no me viene bien cumplirlas las cambio (¿a qué otro conflicto sin ahogados les recuerda esto?) las grandilocuentes declaraciones de atajar de forma inmediata el acogimiento de los refugiados  se han quedado en un mini reparto en el que España ha empezado con ímpetu: 12 personas, un alarde de solidaridad. Lo es si se compara con Emiratos Árabes o Qatar.

Los países europeos tienen un protocolo común de asilo, el denominado acuerdo de Dublín. El acuerdo de Dublín establece que el primer país que registre a los refugiados será el competente para resolver sobre su asilo y el responsable de tenerlo bajo su protección, salvo que el solicitante tenga vínculos familiares o de algún otro tipo que lo unan a otro país de la UE. Obviamente, eso pone en una situación comprometida a los estados fronterizos, que reciben a todos los refugiados salvo aquellos que pueden ingeniárselas para viajar en avión o a través de otros estados sin ser registrados.

El tema es que la gran mayoría de los refugiados quiere ir a Alemania o a los países nórdicos. Porque tienen un mayor nivel de protección y mejor fama de oportunidad económica, además de admitir en torno al 70% de las solicitudes cuando en los demás países el porcentaje no llega al 30%. Aunque es normal que uno quiera estabilidad cuando huye de su país,  ninguna norma internacional permite que el refugiado pueda pedir asilo a la carta.

En la presente crisis de los refugiados, Alemania propuso modificar la forma de aplicación del protocolo de Dublín, que ha tenido una aplicación controvertida y que el punto de entrada no sea el país de acogida de forma automática. Pero esa decisión de Angela Merkel ha sido muy contestada por sus socios de gobierno, que ven como Alemania es el objeto del deseo de la gran parte de los refugiados y puede verse desbordada si  se deja  en manos de los solicitantes el escoger acomodo. Algunos políticos entienden que al darles la opción de escoger destino dejarían  de ser refugiados para acercarse a la figura del inmigrante por motivos económicos.

Los refugiados huyen. Vienen de una situación que compromete sus vidas. Eso no les convierte en ignorantes o desinformados. Y no quieren dejar huellas en un país de la UE diferente de aquel en el que creen está su oportunidad de futuro. Y el país en cuestión lo mismo no quiere tomarles los datos. Bienvenidos a la picaresca de la supervivencia.

No te quedes con ninguna duda: consulta con tu gestor administrativo.

Busca el logo , garantía profesional.

SIGA

Sonia Canay. Gestora administrativa
Departamento Jurídico de SIGA

 

Esta entrada fue publicada en Extranjería y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a La Unión Europea y el reparto de los refugiados sirios

  1. Pingback: Refugiado, el término jurídico pisoteado del 2015 | Extranjería

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>