Flexibilidad en el requisito de residencia continuada

Flexibilidad en el requisito de residencia continuadaPara solicitar la nacionalidad española por residencia hay que cumplir una serie de requisitos, entre ellos el de residencia legal continuada. La residencia legal continuada es un concepto jurídico en principio fácil de entender: antes de pedir la nacionalidad es necesario haber pasado un período de tiempo en España de forma administrativamente regular y que no sea esporádico, un tiempo que dibuje voluntad de permanencia y arraigo en el país. El legislador debió de pensar que ya bastantes nacionales de origen había desarraigados como para necesitar nuevos ciudadanos del mismo perfil.

Al Tribunal Supremo llegó el caso de una chica boliviana, a punto de cumplir 18 años que pide la nacionalidad española tras residir en España desde los 15. Siendo hispanoamericana, dos años de residencia son suficientes para solicitar la nacionalidad española. Lo peculiar de su expediente es que desde la caducidad de su primer permiso de residencia hasta su solicitud de renovación del mismo transcurrieron más de 12 meses, por lo que la Administración entendió que no se podía considerar residencia legal continuada, incumpliendo así las condiciones previas necesarias para poder culminar la solicitud con éxito, con independencia de que haya una residencia efectiva incluso superior a los dos años.

El Tribunal Supremo acude a sentencias anteriores en las que se abordó la necesidad de una interpretación flexible de la residencia continuada cuando la falta de documentación se debe a un retraso en la solicitud de renovación. El ciudadano no abandona el país, sino que incumple con los plazos de renovación, lo que se refleja en las fechas de los permisos que finalmente obtiene y presenta como acreditación de residencia en su expediente. Y en base a esos precedentes, y al hecho de que la solicitante en el período de residencia que procede examinar era una menor de edad que convivía con su madre, (madre que ha solicitado y obtenido la nacionalidad española por residencia) le lleva a concluir que cabe proceder a flexibilizar la interpretación del término continuada y conceder la nacionalidad española por residencia.

Siete años hace que esta ciudadana pidió la nacionalidad que ahora le conceden. Le hubiera resultado más práctico y rápido pedir la nacionalidad cuando todos los requisitos se hubieran cumplido de forma indiscutible, apenas ocho meses después se le abría una ventana de residencia legal amparada por una serie de permisos continuados en una franja de 24 meses. Entregar un expediente cojo garantiza una solicitud accidentada.

 

No te quedes con ninguna duda: consulta con tu gestor administrativo.

Busca el logo , garantía profesional.

SIGA

Sonia Canay. Gestora administrativa
Departamento Jurídico de SIGA
Esta entrada fue publicada en General y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>